OJO: Que es "willful misrepresentation" y como puede darse?

WILLFUL MISREPRESENTATION o tergiversación intencional, es un motivo de inadmisibilidad a los Estados Unidos. Para que se dé, es necesario que intencionalmente se tergiverse o haga una falsa representación de un hecho material, deben existir los siguientes elementos para su configuración:

-La persona que la realiza debe perseguir un beneficio contenido en las leyes migratorias de Estados Unidos.

-La persona hace una falsa representación con la intención de realizarla, es decir, con conocimiento de lo que está haciendo

-La falsa representación es material, es decir, una falsa representación concerniente a un hecho que es relevante para que la persona sea elegible a obtener un beneficio migratorio como una Green Card, ciudadanía, etc.

-La falsa representación es realizada ante un oficial del Gobierno de los Estados Unidos, generalmente un oficial de inmigración o consular.


La persona puede intentar adquirir el beneficio migratorio sin éxito o adquirirlo exitosamente, en ambos casos, se le considerará como un motivo de inadmisibilidad.


Como un ejemplo en el que no se puede alegar la falta de conocimiento esta la siguiente decisión en el caso Matter of A.J. VALDEZ, Respondent Matter of Z. VALDEZ, Respondent (December 20, 2018) del U.S. Department of Justice Executive Office for Immigration Review Board of Immigration Appeals. Que en resumen nos dice que un extranjero realiza una tergiversación intencional (willful misrepresentation en términos de la sección 212(a)(6)(C)(i) del INA (Immigration and Nationality Act, por su significado en inglés) cuando la persona sabe o autoriza falsos testimonios en una aplicación llenada en su nombre. También, la firma de la persona plasmada en una aplicación de inmigración, presume fuertemente que sabe o esta de acuerdo con el contenido de dicha aplicación. De ser el caso, el extranjero podría refutar dicha presunción estableciendo fraude, engaño o actos ilícitos cometidos por otra persona.


En este caso de apelación, una pareja de origen y ciudadanía Venezolana, admitidos a los Estados Unidos en 1993 como visitantes no inmigrantes con una autorización para permanecer en el país por seis meses. En diciembre de 1997 una petición de visa fue enviada a nombre de una Iglesia Católica buscando clasificar al esposo como un inmigrante especial trabajador religioso (special immigrant religious worker), junto con documentos que probaban que esta persona había trabajado como ministro de la iglesia. Aunque el esposo nunca fue empleado por dicha Iglesia, el esposo envió la aplicación para solicitar un ajuste de estatus I-485 en Septiembre de 1998, acompañado de la forma G-325A declarando que había trabajado en la Iglesia por varios años. A la pareja siendo la esposa un beneficiario derivado de la visa especial, les fue otorgado el ajuste de estatus o green card en Enero del 2000, basado en su estatus como trabajador religioso. En Abril de 2011 estas personas llegaron al aeropuerto de Miami y aplicaron para ser admitidos como residentes que regresan al país. Fueron enviados a segunda inspección donde el esposo firmó una declaración oficial admitiendo que nunca trabajo como ministro religioso en los Estados Unidos, y aun así se había convertido en residente legal permanente o green card holder como trabajador religioso. El Departamento de Homeland Security (DHS) inicio el proceso para removerlos de los Estados Unidos, alegando que estas personas habían obtenido el estatus como residentes permanentes por medio de fraude o tergiversación intencional (willful misrepresentation) de un hecho material. En el proceso frente al juez de inmigración el esposo alegó que hasta que estuvo en inspección en el aeropuerto se enteró de que su aplicación para ajustar estatus falsamente establecía que trabajaba como ministro de la iglesia. El testificó que entró a los Estados Unidos como no inmigrante y que fue referido con una persona que el entendió que podría representarlo para obtener la residencia permanente y que dicha persona quien el pensaba que era un pastor o abogado, le dijo que por $15,000 dólares podría ayudarlo a convertirse en residente permanente a través de la iglesia. El acusado manifestó que la aplicación para ajuste de estatus y toda la documentación fueron preparados por el representante y su personal y que no sabía que contenía información falsa. El juez de inmigración concluyó que la pareja no era creíble y que buscaron obtener el ajuste de estatus o green card por medio de una falsa representación de un hecho material y por lo tanto eran sujetos a ser removidos de los Estados Unidos de acuerdo a la sección 212(a)(6)(C)(i) del INA.

(Para ver la decisión completa: https://www.justice.gov/file/1121741/download)


19 views0 comments